Si por algo es famosa España es por sus fiestas.

Es la pura realidad. La rica tradición cultural española hace que en cada lugar de cuaquier provincia haya una fiesta mítica por excelencia.

La famosa Feria de Abril sevillana se celebra la tercera semana después de Semana Santa en el Real de la Feria. Durante una semana Sevilla vive sólo para esta fiesta. La música, la gastronomía, el baile y las ganas de divertirse crean un ambiente muy especial. Muchas casetas públicas, pero lo divertido es descubrir el ambiente más local, y entrar con nosotros en las casetas privadas, el lugar donde se vive la feria. Formadas por varios socios, son entendidas como un espacio familiar en el que agasajar a amigos, parientes e invitados con los productos típicos de la tierra, beber vino, cantar, mantener una buena conversación y, por supuesto, bailar sevillanas. Este ambiente cálido y festivo se traslada también al exterior: la gente suele bailar en la calle y el carácter abierto de los sevillanos invita a unirse a la celebración a todo el que pasa. Además, coincide con los toros en la Plaza de la Maestranza.

Las fiestas de San Fermín o sanfermines son una fiesta en honor a San Fermín que se celebra anualmente en Pamplona.
Los festejos comienzan con el lanzamiento del chupinazo (cohete) desde el balcón del Ayuntamiento de Pamplona a las 12 del mediodía del 6 de julio y terminan a las 24 horas del 14 de julio con el “Pobre de mí”, una canción de despedida.

Las Fallas son unas fiestas con una arraigada tradición en la ciudad de Valencia y diferentes poblaciones de la Comunidad Valenciana, que se celebran del 15 al 19 de marzo. Actualmente, esta festividad se ha convertido en un atractivo turístico muy importante, ya que están catalogadas como fiesta de Interés Turístico Internacional.

La Tomatina es una fiesta que se celebra en el municipio valenciano de Buñol, en la que los participantes se arrojan tomates los unos a los otros. Se celebra el último miércoles del mes de agosto. En torno a las 10 horas comienza el primer evento de la Tomatina. Es el “palo jabón”, similar a la cucaña, que consiste en subir un a poste engrasado con un jamón en la parte superior.La señal para el comienzo se da a eso de las 11, cuando suena la carcasa, y comienza el caos. Varios camiones lanzan los tomates en abundancia en la Plaza del Pueblo. Para los participantes se recomienda el uso de gafas protectoras y guantes. Los tomates deben ser aplastados antes de ser lanzados para que no dañen a nadie. Después de exactamente una hora, la lucha termina al disparo de la segunda carcasa anunciando el final.

BOOK YOUR PRIVATE EXPERIENCE
Los comentarios están cerrados.